De Norte a Sur: percepciones desde la perspectiva de ellas” trae un recorte de la realidad en las cinco regiones de Brasil

12/04/2023

De Norte a Sur: percepciones desde la perspectiva de ellas” trae un recorte de la realidad en las cinco regiones de Brasil

De Norte a Sur, Brasil enfrenta sus desafíos, pero también tiene muchas cosas buenas. Y cuando hablamos de agro y mujeres, ¿Puede identificar estos puntos? La realidad es que solo aquellos que viven estas experiencias todos los días tienen las respuestas. Por lo que, este mes, iniciamos “De Norte a Sur: percepciones desde la perspectiva de ellas”, una serie de textos mensuales con la visión de las embajadoras sobre los diferentes aspectos de la región que representan.

Para comenzar, tuvimos una charla súper agradable con Sônia Bonato, embajadora representante del  Centro-Oeste, quien contó un poco sobre los desafíos que ve en su día a día.

“La comercialización de insumos es una de nuestras principales dificultades, especialmente porque somos una pequeña hacienda. Las cooperativas serían una buena opción, pero el problema radica en que todos están interesados en comprar. Necesitamos grandes y pequeñas haciendas juntas, para adquirir grandes cantidades y reducir costos”, dijo.

Otro desafío está relacionado con las carreteras de la región. “Las carreteras aquí en Goiás y creo que en buena parte del Centro-Oeste son muy malas, con muchos tramos incluso sin pavimentar, lo que acaba dificultando el transporte de los productos a las revendedoras”, informa.

Sônia también compartió algunos aspectos sobre la asistencia técnica a las haciendas. “Hoy, las empresas ofrecen esta asistencia, pero ponen a disposición pocos profesionales para muchas haciendas. Entonces en mi negocio, por ejemplo, a veces perdemos algún tipo de acción en la plantación por falta de un agrónomo, de un especialista que nos ayude con más rapidez”.

¡No es una disputa, es una voz!

La embajadora defiende que, ya sea en funciones dentro o fuera de la hacienda, hombres y mujeres no necesitan competir, sino tener los mismos derechos en todos los espacios. Ella señala que las mujeres necesitan tener más voz, y esta es otra gran dificultad que todavía nota y experimenta.

“Queremos más protagonismo en las instituciones. Esto es porque la mayoría no suele optar por mujeres que cuestionan y se posicionan. Incluso lo discutí con las propias instituciones de aquí. Pero creo que este cambio se puede fomentar aumentando la unión y fortaleciendo la comunicación dentro del agro. Los profesionales del área necesitan saber, de hecho, cómo funcionan las cadenas productivas, la gestión de las haciendas, la vida real del campo. Tienen que estar más cerca de nosotros, dentro de la hacienda”, enfatiza.

También llegaron cambios positivos

Está claro que, a pesar de los ‘cuellos de botella’ que aún se encuentran, se han producido y se siguen produciendo muchas evoluciones. Según Sônia, cuando ella y su marido se mudaron a Goiás, en 1995, había poca diversidad de productos en los mercados, pocos productores, además poco conocimiento y escaso papel femenino.

“Mucho ha evolucionado en estos casi 30 años. Hoy, la región es fuerte en la producción de granos y carne, por ejemplo, y los productores han buscado informarse, conocer las novedades e incorporarlas a la producción y gestión de su negocio. Además, también es posible encontrar con más facilidad mujeres en puestos de liderazgo o al frente de ponencias en empresas, en visitas de campo y muchas otras actividades esenciales”, comenta.

Para hacerse a la idea de ese crecimiento y de su importancia, en 2020, año marcado por la pandemia del coronavirus, el Centro-Oeste representó alrededor del 47,5% de la producción de granos, según los datos del Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística (IBGE).

Según la Encuesta Agrícola Municipal (PAM) del IBGE, de 2019, en Mato Grosso, por ejemplo, la agropecuaria representa el 33% de los empleos con contrato laboral.

Generar nuevos datos, difundir informaciones y fomentar los intercambios entre los que están dentro y fuera de la hacienda son acciones fundamentales para modificar e impulsar, cada vez más, la realidad del agro brasileño. Y es exactamente esta unión la que proporciona CNMA.

Como incentivo a la participación masiva de las mujeres que mueven el País, cada embajadora tiene su propio cupón de descuento para las inscripciones. Las ventas se realizan aquí y el cupón para el Centro-Oeste es “SONIABONATO”.